viernes, 1 de agosto de 2008

editorial: Educación y Delincuencia

La lucha contra la delincuencia parece ser un tema a flor de boca en todos los ambientes políticos que conozco. En chile, recientemente, la oposición al gobierno, esos momios fascistas chupapijas de gringo, en particular nuestro gran candidato presidencial y dueño de la mitad del país que a punta de coimas y chanchullos durante el gobierno militar hizo fortuna, aquel al que hace no mucho multaron con una suma si mal no recuerdo de unos 350 millones de pesos por apropiación indebida de fondos estatales, y que pagó al contado, directo de la chequera para que se callaran los medios que le estaban dando pelota al tema, con los mismos fondos que ya se había robado, multiplicados por mil, atacó al gobierno de turno por su inefectiva lucha contra la delincuencia en nuestro querido país. Es que ya no se puede andar por la calles con seguridad, es que la gente tiene miedo de los violadores y de los asaltantes que todos los días las noticias (las mismas de las que el muy hijueputita –ya se me pegó el hablado tico- es dueño) nos muestran, es que ya no hay seguridad ni siquiera en nuestros propios hogares con tanto antisocial que el gobierno permite circule por las calles.

Pero ok, como dice maestro: basta de mierdas. Vamos al punto neurálgico del asunto.

Empecemos por los dos conceptos principales en esta discusión: antisocial y delincuente. Qué es un antisocial, caballero, señorita? Por definición, la misma palabra nos lo indica, un antisocial es un individuo que va en contra de la sociedad que lo formó en primera instancia. Es un individuo que reniega de las normas de comportamiento que se definieron como patrón normalizado para un grupo demográfico determinado, concretadas en leyes de estado, santificadas con la firma del administrativo. Creo que hasta ahí vamos bien, una persona que reniega de las formas de comportamiento normalizadas. Qué es un delincuente? Un delincuente es una persona que se ha salido definitivamente de estas normas, que ha quebrantado los esquemas que se esperan de una persona culturizada, descartando los roles que se le han otorgado de acuerdo al status correspondiente al ser miembro de una nación bajo un estado determinado: un ciudadano. Un delincuente es alguien que ha roto las leyes que determinan el comportamiento de los buenos ciudadanos de un país.

De quién es la tarea de decidir cuales son los comportamientos esperados, los valores que cada ciudadano debería acoger, lo que se considera un comportamiento normal dentro de una nación? Esta tarea, señores y señoritas, le corresponde al estado. Es el estado el que decide sobre las leyes, que en el fondo suponen reflejar la moral de la nación, es el estado el que define las directivas de comportamiento esperadas para cada ciudadano dentro de una nación, mediante el establecimiento de límites y patrones de comportamiento que se deben normalizar. Entonces, por qué hay delincuencia? De dónde provienen todos los antisociales que día a día amenazan con el sano y santo estilo de vida de todos los buenos ciudadanos de los estados soberanos que tengo el privilegio de conocer de cerca? Es el mismo estado quien los crea, es el mismo estado, esa vieja y viciada maquinaria decrépita, el que se encarga de marginar a quienes posteriormente se convertirán en su mayor problema.


La "suerte" de cada antisocial y delincuente ya estaba hechada al nacer, determinada indudablemente por el tamaño del bolsillo de papá. Si miras detenidamente la vida de cada antisocial, de cada delincuente, verás patrones invariables: bajo nivel de educación, pocas posibilidades laborales, nula capacidad de desarrollo dentro de los mismos estandares que la sociedad que lo crea le otorga. El mismo estado se encarga de oprimir y reprimir a estos individuos hasta corromperlos, hasta que consigue, mediante el sufrimiento, el hambre y la desesperanza, marginarlos definitivamente, convertirlos en antisociales, o sea, por definición, en individuos contra la misma maquinaria que los oprime en primera instancia. Estadisticamente hablando, dónde se originan la mayor cantidad de delincuentes y antisociales? En los barrios ricos, llenos de opunecia y oportunidades, o en los barrios donde la esperanza de vida en general se limita a trabajar para poder sobrevivir con un sueldo mínimo hasta que el cuerpo ya no lo permita?


El estado se esta olvidando de los delincuentes, el estado se esta olvidando de los antisociales, todo por el bienestar de los pocos que controlan la maquinaria política, los mismos delincuentes que se han robado el país en los tiempos oscuros, y que ahora aparecen en televisión con saco y corbata hablando de construir más carceles, y contratar más policía hasta el punto de la militarización (mencionando a Colombia como gran ejemplo de estado combatiente) porque los recursos estatales para controlar la delincuencia son insuficientes. Lo que necesitamos hoy en día no son cárceles, son ghettos. Y claro, si los pocos que se benefician de la maquinaria estatal son cada vez menos, con los bolsillos cada vez más llenos, mientras la mayor parte del pueblo tiene que morir trabajando para sobrevivir, pagar las cuentas de servicios básicos (agua, electricidad, comida, vestimenta) que estan por las nubes porque nos han dicho que el país esta en crisis. En crisis mientras los dirigentes vacacionan en sus terceras propiedades en la playa o en el sur.


Qué es la delincuencia? La delincuencia es la respuesta lógica a un estado terrorista, a un estado opresor, que margina concientemente al mismo pueblo que lo sustenta (que lindo es tener la capacidad de voto en una democracia, bah) para beneficio propio. La delincuencia es, en última instancia, el instinto básico de supervivencia que aflora una vez que todas las otras posibilidades se han agotado. La delincuencia es, para muchos, quizá, lo único que les permite mantener su dignidad de humano, con derecho a comida, techo, vestimenta, vida.


Referencias:
http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=315442 http://diario.elmercurio.cl/2008/07/29/nacional/nacional/noticias/88c3c323-703a-4f87-a1ca-38844e50c4ed.htm
http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=315120

hay hartas más, pero me da hueva seguir leyendo a estos politicuchos de mierda.

4 comentarios:

xwoman dijo...

"El mismo estado se encarga de oprimir y reprimir a estos individuos hasta corromperlos, hasta que consigue, mediante el sufrimiento, el hambre y la desesperanza, marginarlos definitivamente, convertirlos en antisociales"


Excelente eso y sobre todo ese párrafo final, qué es la delincuencia? mm
Hay mucha tela que cortar y generalizar es peligroso en estos casos...para el cuidadano promedio la delincuencia es solo un problema casi insostenible, pero pocos se preocupan por ver el punto medular, el origen de estos fenómenos delictivos que acosan a las personas y mucho menos se ocupan para encontrar soluciones directas.

A veces me pregunto qué tan necesarias son lás cárces. ¿Son en sí mismas un problema o es el sistema que las rige u orienta?

iolanthe dijo...

Los antisociales no hacen ruido y van a lo suyo, los delincuentes están en todas partes, véase la clase política.

Saludos

Capitán Melcocha dijo...

Un texto muy lleno de razón, a pesar de que en muchos casos que conozco, las personas que se han convertido en delincuentes lo han hecho por su libre albedrío, sin que hubiese un transfondo tan drástico.

Por ejemplo Tan. Amigo desde niños, tuvo el chance de asistir a un colegio público, con buenos uniformes, buenos cuadernos. Venía de una familia cuidadosa entre sí, pero el prefirió comenzar a robar para tener más de lo que la familia le podía dar. El tipo aspiró a lujos, y un día de estos me encuentro con su fotografía en una lista de personas buscadas por la ley.

Sea cual sea la razón, no dejo de ser consciente de que el estado está tremendamente embarrado en estos asuntos. Y que es el eterno discurso de doble moral profesar el derecho democrático ejerciendo la imposición dictatorial.

Mi Rapa Guel dijo...

"Qué es la delincuencia? La delincuencia es la respuesta lógica a un estado terrorista, a un estado opresor, que margina concientemente al mismo pueblo que lo sustenta"

ante la violencia de arriba, la reaccion logica es la violencia de abajo. ya llegara el momento en que lxs marginadxs del mundo destruyan los cánones de "delincuencia - honestidad" y nos dejemos de joder.

un abrazo!