domingo, 25 de enero de 2009

Buscar la Paz

Con el debido permiso, me permito postear este texto de Hilmar Paz (Negroviejo)



negroviejo,23.01.2009

Mi racismo solo alcanza a los negros y si son viejos peor.

En cuanto a judíos y árabes, guerra que me es ajena, si es que alguna guerra puede serle ajena a alguien por aquella terrible pregunta de Hemingway: ¿Por quién doblan las campanas?

Pero en honor a la objetividad plantearé algunos puntos de vista repartiendo palos para ambos lados.

No tengo dudas que los judíos tienen pleno derecho a los territorios que les confiriera la ONU en 1948. El viejo y el nuevo Testamento así lo atestiguan, más una historia de cinco mil años de luchas y persecuciones

Es verdad que EEUU siempre apoyó a Israel con dinero y tecnología proveniente de su gobierno y de importantes capitales judíos desparramados por el planeta, para armar uno de los ejèrcitos mas modernos del mundo.

Es verdad que la derecha judía, como todas las derechas halcónicas, cuando atacan y reprimen lo hacen sin piedad.

Es verdad que EEUU, interesado en el petróleo, ha creado alianzas con gobiernos árabes venales e inventado guerras con pretextos falsos.

Es verdad que el pueblo palestino tiene derecho a vivir en paz en la zona que le fue acordada sin estar sometido a bloqueos israelíes y al control total de su economía por parte de aquellos.

Es verdad también que el Islam a través de toda su historia se halla empeñado en una Guerra Santa por la que invadió dos veces Europa y se estableció por siglos.

Es verdad que esa guerra la siguen sosteniendo y que son los pricipales responsables de hechos terroristas en todo el mundo.

Es verdad que su cultura religiosa fundamentalista es totalmente inaceptable para nuestra manera occidental de vivir. Desprecio por la vida, carencia de derechos por parte de la mujer, e indiferencia total por la justicia social.

Es común el error por parte de quienes aborrecen el capitalismo norteamericanos, pensar que por carácter transitivo, los árabes al ser sus enemigos son anticapitalistas. No hay nadie más capitalista que los árabes. Los prueban sus jeques multimillonarios con Rolls Royce especiales, sus palacios y sus super hoteles de lujo, mientras su proletariado languidece en la pobreza y la ignorancia.

Mi observación particular en Buenos Aires, es que los árabes hicieron volar por el aire, valga la redundancia, dos tremendo edificios judíos, la embajada de israel y la Amia, dejando cientos de víctimas fatales inocentes y que no hay un solo edificio judío público, llámense sinagogas, escuelas, clubes o dependencias oficiales que no esté protegido con bloques de granito contra coches bomba. No ocurre lo mismo con los edificios árabes, incluídas las mezquitas, que ni siquiera cuentan con las mas elementales normas de seguridad.

Finalizando, con mi habitual pesimismo, atribuyo todas las desgracias del mundo no a los judíos, árabes, asiáticos en general, africanos, europeos, o americanos de cualquier color, sino a la naturaleza del hombre. Toda etnia o nación que através de la historia constituyó una hegemonía de poder, se comportó de manera despótica, incluídas la culturas abórigenes.

Mi deseo es que se ilumine la mente de quienes tienen la responsabilidad de buscar la paz y el progreso de la humanidad para bien de todos.

Incluído yo, que aunque no lo crean, soy humano-

6 comentarios:

Alejandro Trejos C. dijo...

A veces uno debe estar pesimista, mas si es domingo.... pero mañana es lunes!!!

Mr. Melcocha dijo...

odio...falta de amor..vacio en el corazón que se llena con destruccion..

el ser humano puede llegar a ser tan elemental, que a veces uno se pregunta si no estaremos geneticamente prediseñados para la destrucción, como una raza defectuosa que no merece habitar un planeta en donde el desequilibrio tiene nombre de ser humano...

Claudia dijo...

¿dónde anda el señor negroviejo?
bueno igual sigue siendo un verdadero placer leerlo, respecto a loq ue se menciona, recuerdo que hace un par de años una niña que me queir mucho pero que me conoce poco, me regaló por mi cumple una novela rosa cursisisma, de una autora irlandesa, de la que en este momento se me escapa el nombre, la historia es completamente olvidable, pero hay una frase en la trescientas hoja y pico que dura que se me quedó muy presente, y creo que viene al caso, decía algo así como que "luchar por la "paz" es tan absurdo como coger, (follar o como se diga en sus respectivos planetas, en defensa de la virginidad"
yo no entiendo ni mucho ni poco de política economía ni guerras, prefiero pensar que a pesar de todo lo mas importante es tratar a las personas como personas, y no como medios para alcanzar cualquier fin

iolanthe dijo...

y no hay nada más triste que darse cuenta que somos humanos.

Saludos negro, ejemplar lo que contaste. Lo último que escuché es que se niega el holocausto y es una escusa para que Alemania, sintiéndose culpable, pague a Israel. En fin... lo dicho.

iolanthe dijo...

excusa, excusa, excusa... en fin.

sergio hernández gil dijo...

Bueno, este antiquísimo diferendo no parece tener fin. Los judíos siempre se han victimizado (nadie niega el holocausto, que conste) pero también han sido victimarios, y muy sangrientos. La verdad es también son muy egoístas, tal vez por eso han acumulado riquezas en donde quiera que estén y son muy fanáticos, mesiánicos diría yo. Los árabes tampoco se quedan atrás, son igualmente mesiánicos y voluntariosos. Esto me lleva a pensar que se trata de algo inherente al ser humano, sea de la raza que sea, de la cultura que sea, del idioma que hable, sea del nivel socioeconómico que sea, no importa, nos falta superarnos, crecer verdaderemante, desarrollarnos. Tal vez, después de tantos miles de años comencemos a dejar esta infancia que nos caracteriza como especie y empecemos siquiera a ser adolescentes ¿será posible?